domingo, 10 de septiembre de 2017

¡Qué fácil es pedir desobediencia a los otros, qué difícil es ejercerla!

Juicio de Pi

Hay mucha gente en Euskal Herria y fuera de Euskal Herria que está pidiendo desobediencia a las leyes del estado español para poder llevar a cabo el referéndum de independencia. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha sido motivo de las iras de parte de esa gente, porque ella quiere garantías para los funcionarios que van a tener que abrir colegios o mantener el orden en esa fecha, y claro, siendo ella tan de la PAH, tan de la desobediencia civil, pues la han pillado en renuncio y hay vídeos que la delatan. No debe ser igual desobedecer cuando eres una ciudadana de a pie que cuando tienes un cargo público, y eso es algo que tendrían que entender los que desde aquí se han plegado a poner banderas españolas en sus ayuntamientos, acatar la constitución española y hasta decir amén al ordenamiento penal carcelario, eso sí, todo "por imperativo legal".


Ayuntamiento de Donostia con Bildu

De momento las amenazas del sistema lideradas por el PP y aplaudidas por C's y PSOE principalmente, no van más allá de eso, de la amenaza, pero en cuanto empiecen las inhabilitaciones para ejercer en tu puesto de trabajo, las cuantiosas multas (y si no pagas los embargos), creo sinceramente que la desobediencia se resentirá. En el antimilitarismo tenemos experiencia en eso. Me explico aquí abajo.

Cuando peleábamos contra el ejército español las condenas de los insumisos estaban entre los 13 meses y los 2 años, 4 meses y un día, según si en los años en que te tocaba cumplir con la patria habías desobedecido a lo de hacer la mili o la Prestación Social Sustitutoria. En ese movimiento social que consiguió uno de sus objetivos, acabar con el servicio militar obligatorio, 1.680 personas pasamos por la cárcel, hubo gente que se tiró muchos meses dentro y otra que en tercer grado íbamos a dormir durante lo que duraba la condena. Pero además de la pena de cárcel había otras como las inhabilitaciones, lo que podía hacerte perder tu oposición si eras funcionario o querías serlo, y por tanto tu puesto de trabajo. En los años 90 ese precio era tan alto como hoy, no lo olvidemos.


Insumisos navarros presos

Con la prisión el movimiento amplió su colchón social, era a todas luces injusto que el PSOE metiera al trullo a cientos de jóvenes por su negativa a aprender a matar, se generó un poderoso colchón social y lo que yo denominaba "la táctica del judoka", el estado hacía mucha fuerza para tirarnos al tatami, reprimía con celdas y mentiras, y sólo hubo que apartarse un poco para que se desmorrase contra el suelo. El pago fue alto, privación de libertad y de derechos, antecedentes penales, pero avanzamos. Eso sí, y a esto iba, en cuanto plantaron lo de las inhabilitaciones (las multas no se les ocurrieron), algunos de mis compañeros funcionarios enseguida buscaron la vía de escape, una cosa es ser desobediente y otra es perder tu sustento. Algunos seguimos adelante, algunos no, pero el estado había descubierto el sistema para hacernos dudar de nuestro compromiso desobediente. Las cosas se precipitaron, y antes de poder aplicar semejante legislación restrictiva a tope, todo el asunto del servicio militar cambió y santas pascuas plin.

Vamos hacia el Este. La gente en Catalunya quiere votar, mucha gente, y una mayoría diría que SÍ como pasa aquí en las consultas de "Gure esku dago". Otra mucha gente, curiosamente más del resto de España que de la propia Catalunya, dice que no quiere que los catalanes voten o que no quiere votar, y aún hay otra que quiere votar aunque no es seguro que lo haría al SÍ, la tragedia está servida. Si hubiera voluntad política esto del referéndum no sería tan traumático. Cambiar lo que parece que lo impide, la sacrosanta constitución, ya se hizo de tapadillo, con alevosía y nocturnidad, pero se siguen cometiendo errores como los que comentaba del judoka, y las posturas se están yendo a los extremos. 

Con diálogo se podría haber llegado a un consenso: sí a un referéndum pero con campaña electoral previa para explicar el SÍ y sus consecuencias y el NO y las suyas. De hecho, en la Diada de 2014 El Periódico hizo la foto que hablaba de sus intenciones, donde más que la V gigantesca que quería indicar Voto, o Voluntad, o Victoria según quién lo interpretara, se leía un NO aún más grande dibujado por dos manzanas de casas.



El haber laminado e ilegalizado el Estatut que había elaborado el Parlament en su día, la amenaza y puesta en práctica de las leyes constitucionales inamovibles, los nacionalismos exacerbados, bien el catalán o bien el español, todos esos factores llevan a esta ratonera, y tiene un cepo a la entrada y otro a la salida, cuidadín.

Para acabar, si yo fuera catalán a mí me gustaría que me explicaran pormenorizadamente en una campaña electoral qué iba a significar para mi vida y para la de mi pueblo el SÍ o el NO, y luego exigiría que me dejaran votar por encima de una constitución del 78 redactada bajo la atenta mirada del ejército y los poderes fácticos aún franquistas.

Esta tarde he escrito un tuit resumen:


jueves, 7 de septiembre de 2017

Hoy este blog cumple 10 años



A lo largo de este tiempo ha tenido épocas mejores, con mucha producción, y otras no tanto, pero más de 93.000 visitas no está del todo mal. Los avatares laborales o amorosos, el picoteo en otros sistemas, mi propia procrastinación o el no tener nada que contar, han hecho que esto haya sido como el Guadiana. ¿Mejorará? Pues no lo sé, mira en la columna de la derecha y descubre otros sitios donde escribo, igual en demasiados: Medium, Tumblr, otro blog de relatos cortos, aparte de Twitter y Facebook, claro. A Instagram de momento que le den.

No soy muy disciplinado en nada, no tengo la fuerza de voluntad de Iñaki Murua que escribe cada semana por lo menos, y a veces con más frecuencia (los viernes siempre tocan cantautores en su blog, puaj!). No tengo un blog estrella como el del amigo Wicho, el insigne Microsiervos, pero tampoco vivo de ello y seguro que me cansaría enseguida de postear a diario. En la columna de la derecha veréis otros blogs que consulto, algunos también bastante parados, otros no tanto, esa gente es la que me ha hecho seguir alimentando este pequeño altavoz.


Creí que con la llegada de Twitter a mi vida, y de esto hace ya 8 años y medio, este blog iba a fenecer como lo hicieron los que tenía en blogalia, aquel mítico Gerrarik ez que tanto trabajo me dio durante lo de los Balcanes o lo del Golfo, pero no. En la red del pajarito llevo más de 57.600 tuits, así que escribir sí que escribo, sólo que en píldoras de 140 caracteres, y cada vez me cuesta más hacerlo en plan denso, largo o con parrafadas como ésta. ¿Al final Twitter matará este blog? No lo creo, es posible que muera antes el pajarito. 

Me gustaría saber dónde estaré y qué escribiré dentro de 10 años, qué sistemas utilizaremos para hacernos ver, para utilizar esto de escribir como terapia y/o para comunicarnos con las personas. Igual dentro de 5 años ya no hay ni blogs, ni Twitter, ni Facebook y la Internet la llevaremos en forma de tatuaje dentro de la piel. Veremos. De momento si queréis dejarme un mensaje ya sabéis, ahí abajo usad los comentarios y ponedme a parir.





miércoles, 30 de agosto de 2017

El poder de la crítica

@mlalanda (Si pinchas se ve mejor)

Antes que nada una confesión: soy un criticón. Mi nick en Twitter, y que mucha gente cree que es mi apellido, es "eztabai", "discusión" en euskera, por lo tanto desde muy pequeño esa ha sido mi naturaleza. En la escuela era el insoportable de la mano levantada, y en el instituto preparaba preguntas para pillar a mi profesorado, era una Hermione sin varita. ¿Y a qué viene esto? Saltemos.

Ultimamente hay mal rollo en Twitter, hay gente con el hacha preparada para cortarte el cuello, a veces sin motivo aparente, otras veces motivos hay, no nos engañemos. Otra premisa antes de darle al tema: Así como reconozco que me encanta criticar, he de decir que encajo que se me haga a mí con bastante deportividad. Ayer les comentaba a unas amigas que en la Red soy como en la vida, un locuaz agresivo pero educado, bueno, siempre no, pero eso no lo trataré aquí. Con Juan Gómez-Jurado ya tuve una diatriba en Medium que acababa casi parafraseando a Gila: "Si no sabes aceptar una crítica, pues te vas de Twitter". Vayan, lean y vuelvan.

Abundando en el tema de Twitter y las opiniones feroces, la imagen de @mlalanda que encabeza este post dio pie a otra perorata en Medium con un tema similar, esto es, la agresividad en las críticas, de forma y manera que creo sinceramente que están perdiendo su función que era el enriquecimiento mutuo. Pero saliendo de Twitter que es una especie de mundo paralelo al real, quiero echar una mirada a las otras críticas, las literarias o las de películas.

Fui a ver el otro día la peli Valerian y la ciudad de los mil planetas. Me encanta la ciencia ficción, me apasiona, cualquier cosa que suene a nave o a tecnología me priva, vamos, que he visto verdaderas basuras sin guión pero con naves rutilantes (no es el caso de Valerian). Últimamente voy al cine a entretenerme, de adolescente pasé aquella fase de Kurosawa o Bergman con sus películas sesudas, y un poco más adelante caí en esas búlgaras con subtítulos en swahili donde se ve crecer la hierba durante dos horas, pero aquello tuvo su The end. Pues bien, las críticas a Valerian eran terribles, de hecho, leí algunas en webs especializadas y la gente que escribe, hombres y mujeres, críticos cinematográficos, lo hace con un estilo pedante, snob e insoportable. Nada les gusta, todo es horrible, le sacan punta a un queso de bola, si una cosa está bien, mil estan mal, pues eso, te dan ganas de no ir al cine. Y digo lo del cine, pero me vale igual con los libros donde los críticos son aún más snobs, más pedantes, más cargantes, más sofisticados, y encima escriben con ínfulas. Despues de leer sus textos, es triste admitirlo, crees que es tirar el dinero comprar ese o aquel libro. Pero eso no es lo peor. Veamos.

Ahora ya no sólo está Boyero o Pumares para soltar exabruptos sobre películas, en nuestros días todo dios tiene un teclado, monta una web y se dedica a sacar la guadaña. Está claro que cada cual es muy libre de hacer de su capa un sayo, de opinar lo que le venga en gana, pero si tienes un altavoz potente puedes liarla. A otra peli de ciencia ficción y fantasía, John Carter, le pasó algo parecido. Antes de salir, en el pase de prensa, parece que los críticos se pusieron de acuerdo y entraron a degüello. Tuvo pérdidas millonarias y no porque no fuese entretenida, que lo era, sino porque la gente se desanimó antes de catarla o fue mediatizada, y la bola creció mientras la taquilla menguaba.



He titulado el post "El poder de la crítica" y me he confesado criticón, igual alguna vez he desaconsejado alguna peli o algún libro, pero entiendo que cada uno, cada una, tiene su gusto e igual lo que a mí me pareció insufrible, a otra gente le parece maravilloso, así que con la edad me he hecho un poco más tolerante, un poquito. Tengo una lengua muy afilada y si alguna vez me paso me lo decís, eh, nada de mediatizar vuestros gustos. La guinda: A mí Juego de tronos me parece un truño y hay gente que mea colonia con ella, pues eso, que con su pan se lo coman, pan perfumado.

Para acabar os voy a contar algo que hacemos un grupo de amigos y amigas. Tenemos montadas "Cenas literarias", una excusa más para comer, beber y charlar, pero con el hilo conductor de unas películas y unos libros que hay que llevar vistas y leídos. Hubo una memorable donde había una película clásica y una moderna, y un libro de Murakami, Kant en la orilla, de guinda de plomo. Los bandos fueron claros, a la mitad le encantó La reina de África (¡menudo paquete!) y a la otra mitad, a los frikis, la de Soylent green. Con el libro pasó igual, hubo críticas feroces (las mías, Murakami me parece un autor sobrevalorado) y otras que se deshacían en halagos. Pero a lo que iba, todos y todas vimos las pelis y leímos el libro, y luego llegaron las flores y los tiestos. Así sí, opinemos sin sentar cátedra y algo habremos avanzado, o no nos creamos todo lo que leemos y oímos y atrevámonos a experimentar. La crítica es muy divertida mientras sirva para crecer juntos, de otra forma es uniformizar gustos y bastante vamos a tener ya con el Big Data. Sobre esto último prometo post.

jueves, 24 de agosto de 2017

Este verano he subido muchos montes y he recuperado el placer de la lectura.

Lo primero, los montes, están abajo del todo, pero empecemos con la lectura.

Antes era de lo más recalcitrante, no abandonaba jamás un libro, nunca, si lo empezaba, lo acababa, sin excepción. Eso cambió hace unos años y ahora si un libro no logra engancharme, si no consigue paralizar mi procrastinación nata, pues eso, que lo abandono e inicio una nueva aventura. 

Desde aquí quiero recomendar alguno de los que me han mantenido pegado al papel o a la pantalla, ahora más en la segunda que en el primero, y no voy a hacer una crítica exhaustiva porque estoy un poco harto de opiniones que se deshacen en halagos para ciertos libros, series o películas y luego son un verdadero peñazo. Diré lo que me gustó y no me gustó, sin juzgar al autor o autora y sin intentar influir en nadie, cada persona tendrá su gusto y punto.



Sapiens. De animales a dioses, de Yuval Noah Harari. Ya he escrito en Medium lo que me pareció desde el inicio, luego el desarrollo del curso académico y sobre todo un mayo y un junio de locura paralizó su lectura. Lo acabé en julio y me llenó bastante, es quizá un poco inocente en lo político, pero me hizo pensar. Ahora he empezado la segunda parte, Homo Deus. Breve historia del mañana. Os contaré, aquí o en Medium.



El hombre que mató a Sherlock Holmes, de Graham Moore. Entretenida novela que se desarrolla en dos ambientes, uno victoriano y otro actual, muy adecuada para hacer película, de hecho el autor ganó un Oscar por el guión de The Imitation Game, el film sobre la máquina Enigma.


El legado de Prometeo, de Miguel Santander. Novela de ciencia ficción con interesantes reflexiones sobre los que se van a solucionar el problema energético de la Tierra y los que se quedan. Me gustó la ambientación de la nave.

Juegos de Guerra, de David Bischoff. Fui a ver el estreno de la película en su día, me alucino, me picó aún más con lo que luego ha sido pasión, y quería saber si se habían dejado algo. El libro parece el guión de la peli un poco adornado, lectura fácil.


Cuentos del planeta Tierra, de Arthur C. Clarke. Quería darle otra oportunidad, lo leí de joven y me encantó. Lo ha vuelto a hacer.



Cuentos completos, de Philip K. Dick. Algunos han inspirado grandes películas y luego leídos dejan bastante que desear, otros justo al revés. Clarke me lleva a otros mundos y me plantea cuestiones que ponen en solfa a la Humanidad.

Aparte del Homo Deus del que he hablado arriba, ahora estoy leyendo dos libros a la vez. Sí, ya sé, "pura dispersión" es mi tercer apellido.


La Torre Tesla, de Rubén Azorín y Juan Vicente Azorín. Novela negra con toques de divulgación científica. Escrita en primera persona, de momento me entretiene.


Mysterium, de Robert C. Wilson. Un hecho científico inexplicable nos lleva a una distopía. Da para telefilm, de momento.

Y además de finales de junio a aquí he subido muchos montes, al fin y al cabo la lectura y mamá Naturaleza son mis vicios más confesables. Tengo otros, pero no son publicables.

Por orden son (si pinchas la foto se ampliará, algunas son muy grandes, otras son panorámicas): 


 Anayet y Vértice de Anayet
 Manchoya y Pelopín
Astazus (yo me quedé en balcón de Pineta)
 Gran Bachimala
 Higa de Monreal
 Petraficha
 Kañadaxiloa (única foto salvable, nos diluvió)
 Las Leras (aquí nos robaron todo, rompieron la luna trasera del coche y arrasaron)
 Jata
 Guratz
 Anboto
 Solaiera
 Ermua
 Umión
 Gaztelu
 Elorritxugane y Jesuri
Oketa
Aitxuri y Aketegi

Y el verano aún no ha acabado, quedan cosas por hacer, muchos libros por leer, montes por subir, citas pendientes, encuentros inesperados... vamos, todo eso hasta que suene la canción del Dúo Dinámico.

miércoles, 5 de julio de 2017

Nuevo reto #blimagen2017, de la mano de Xarxatic

Hace un par de años el ínclito Jordi aka @xarxatic nos propuso que escribiéramos algo sobre una imagen, cualquier cosa que tocase aunque fuera de forma tangencial nuestro quehacer educativo. A mí me sirvió de excusa para resucitar un blog casi mudo, y perpetré un post con mi estilo alocado habitual. Este año también nos propone el mismo ejercicio con otra imagen de esas que pueden significar cualquier cosa, así que vamos a ello.

La imagen:
La reflexión:

En esto de la educación nunca sabemos qué tren coger. Nos hablan maravillas del de la derecha, es rápido, moderno, con wifi, siglo XXI, casi XXII. Ese tren hay que pillarlo YA, hay que venir antes de la hora, pasar controles y después de buscar un asiento adecuado de ventanilla, disfrutar del paisaje o de los vídeos escogidos que nos proyectarán en el trayecto. Bueno, del paisaje igual poco se disfruta porque todo va a pasar a unos 280 km/h, pero lo venden así, qué le vamos a hacer. Este tren nos llevará rápidamente a nuestro destino, llegaremos con tiempo de sobra para asistir a cualquier evento endógamo que se precie, y podremos documentarlo todo con tuits, post, reseñas, fotos, vídeos de corta duración, algunos cuestionarios interactivos y hasta un Quizizz diseñado a la sazón.

Del tren de la izquierda no nos han dado tan buenas referencias. Pinta bastante vintage, se puede coger casi cuando está arrancando, sin filtros, va lento, el paisaje pasa con ritmo parsimonioso, no tiene vídeos y hasta el vagón-cafetería es difícil de encontrar. Mientras que en el otro tren cada vagón es abierto y van unos 40 personas, en este de la izquierda hay compartimentos para unas 6 (mira, ¡como mi seminario!), al más puro estilo del de Hogwarts que transporta a Hermione, a Harry y a Ron. Aquí se pueden establecer conversaciones, bueno, casi es obligatorio porque delante no tienes una pantalla sino una persona, se puede disfrutar del paisaje y comentarlo, no hay wifi y el 4G se corta cada poco, se puede uno dormir en el hombro de otro o montar una juerga del carajo, siempre con la puerta bien cerradita que el interventor se mosquea.

Desde el andén la elección se antoja difícil. ¿Nos apuntamos a la velocidad del de la derecha, o al viaje parsimonioso del de la izquierda? ¿Nos montamos en la modernidad o recuperamos aquellos trayectos donde se hablaba sin prisa y se comentaba el paisaje? Hagamos lo que hagamos, equipaje ligero, ganas de evolucionar y buen ojo, sobre todo buen ojo.

lunes, 3 de julio de 2017

Mientras quede algo que comentar hay que mantener vivo el blog


Ayer me desayuné con una noticia que no me esperaba, con un tuit que anunciaba el cierre de un blog:
Guillermo Dorronsoro es un buen tipo, lo conocí en las Redes y sabe explicar economía a los que nos parece más chino batua que la "ciencia"(?) de los dineros y los bienes materiales. Trabaja en esa uni a la que le tengo un paquete nada disimulado, la de los jesuitas de Deusto, pero siempre me ha parecido una persona afable, implicada, muy didáctica, tiene muchas amigas entre las Doce Miradas y me gustaba cómo sonaba en la radio. Dice que cierra el blog, que los sábados a la mañana ya no escribirá su post esclarecedor de alguna de las arcanas estrategias empresariales que no entendemos. Igual se va al monte, una pasión que compartimos, igual necesita ver que se endereza la gráfica que pone en su blog, la del gasto en I+D, y que luego remonta como las cuestas que nos gusta subir. Guillermo abandona y cada vez que eso pasa, algo se muere dentro de nuestra alma bloguera. Me voy a llorar al otro párrafo.

Yo mismo descuido este querido blog que cumplirá diez años en septiembre y sólo invierto mi tiempo en tuitear o en escribir entradas cortas en Medium, la otra pata de Twitter. Mi yo cascarrabias escribiría más, pero mi procrastinación me puede. Mi yo rebelde se encendería en párrafos cargados de dinamita, pero sólo lanza salvas de fogueo en lo del pajarito, o en Facebook donde rebotan mis tuits para disgusto de mis seguidores. Cada vez que me propongo una periodicidad la incumplo de forma flagrante, sin paliativos. Mira que me pasan cosas al cabo del día en el insti, mira que me digo a mí mismo a diario "de esto tienes que escribir algo", pero nada, la pereza, el estar infoxicado, las relaciones sociales, todo lo que podría escribir se queda en agua de borrajas. Prometo reconducir esta actitud, porque prometer es fácil.

Bueno, pues eso, que Guillermo Dorronsoro abandona la blogosfera, pero espero que siga escribiendo en algún sitio, que siga siendo igual de didáctico y que siga peleando por llevar esa línea de la gráfica a un perfil parecido al que voy a subir este verano en los tresmiles de Pirineos. En cuanto te manifiestes en otro sitio donde te podamos leer o escuchar, silba.

miércoles, 12 de abril de 2017

"Alex Colt 1. Cadete espacial", un libro juvenil de Juan Gómez-Jurado

Lo compré ayer en la Librería Cámara, una clásica de Bilbao, y me ha durado sólo unas horas (es que leo muy rápido). Me gusta cómo escribe Juan, es directo, dibuja detalladamente los personajes y describe bien las escenas. Con lo snob que es el madrileño me temía lo peor en su incursión en la literatura juvenil, porque he disfrutado mucho de sus libros adultos anteriores y sé que sus herramientas suelen ser una buena documentación, una trama medida y personajes muy definidos. Mis precauciones se desactivaron a las pocas páginas, Juan logra engancharte a la historia con sus descripciones y con una trama que pronto logra llevarte hasta el final. Y me paro aquí que no quiero desvelar nada. Las ilustraciones de Fran Ferriz también me han gustado, están puestas en su sitio y alumbran alguna escena, y eso que no son muy luminosas.

En resumen, un libro con guiños a la saga de Harry Potter, a El juego de Ender, a Star Wars y si me apuras, hasta a Los Cinco, que hará las delicias de la gente menuda a partir de 9 o 10 años, y como pone en las cajas de los puzzles, hasta los 99.

martes, 11 de abril de 2017

¿Somos normales? ¿Qué es ser normal?

En una curiosa entrada en mi blog de cabecera, Microsiervos, hay un vídeo sobre la "normalidad" al que se le pueden poner subtítulos en castellano latino. Juega con las estadísticas para establecer qué es lo normal y qué no lo es con datos fisiológicos como ser zurdo, miope, enrollar  al lengua, el color de pelo, tallas, usos sexuales, en fin, datos curiosos. Lo vemos:



Nos gusta clasificar todo, ponerle etiquetas, definirlo, limitarlo, y así con los resultados del vídeo puedo ver que soy bastante normal: soy moreno, miope, enrollo la lengua, nací con una sola muela del juicio que conservo y estoy soltero. No voy a seguir que los vascos hablamos poco de sexo en público, y además lo que cuenta es vídeo es muy referido a los USA y sus costumbres sexuales, así que hasta aquí. Según las estadísticas soy bastante normal, de pequeña estatura y con más miopía que la media para la gente de mi zona y condición, pero por lo demás no demasiado alejado. Ahora vienen las preguntas. Ahí abajo.

¿Qué es ser normal? Según lo visto es ajustarse a unas medias estadísticas y así tenemos tallas XS, S, M, L, XL, XXL, etc. o zapatos con su número o gafas "de leer" con números fijos de graduación y disponibles en farmacias. Si tu talla está entre la M y la L, te fastidias, si un 39 te queda pequeño y un 40 grande, ajo y agua, ya sabes, hay que estandarizar para fabricar en masa. ¿Pero esto es normalidad?

Un inciso. Cuando a veces en las escuelas se nos presenta algún caso conflictivo siempre se oye el comentario de "es que no viene de una familia normal", que supongo será la clásica de parejita heterosexual con pareja de vástagos, aunque a veces también viniendo de familia muy "normal" hay algunos que se comportan de forma "anormal". Parece que haberse escapado de la norma te predispone a ir contra el orden establecido, a ser un rebelde sin causa en todos los ámbitos donde te muevas.

Puede inferirse que la normalidad es una especie de fin en sí mismo que debe perseguir esta sociedad para mantener su productividad, su orden, sus "normas", y aquellos que se escapen serán tratados diferente. La realidad es otra. En muchas ocasiones son esos "poco normales" los que han cambiado el mundo, grandes líderes, gentes de ciencia, de arte, de literatura, esas personas que eran raritas, que no eran como "el común de los mortales" y que despuntaron por ello, algunas triunfaron y otras fueron ignoradas

Pero volvamos a una de las preguntas iniciales, ¿qué es ser normal? Pues quitando que es lo que nos queda si no eres anormal, subnormal, supranormal y hasta si me apuras supernormal, no tengo una respuesta. Es más, no quiero ser normal.

domingo, 12 de febrero de 2017

¿Por qué hay algo en lugar de nada?


En la sección Verne del periódico El País suelen tratar marcianadas curiosas y esta semana tocaba la pregunta que da título al post. Recomiendo vivamente su lectura porque nos va a meter en harina y de ahí sólo queda pasar por el huevo y a la sartén. Está AQUÍ así que se lo leen y vuelven, es ameno y lleno de citas curiosas.

En esencia a la pregunta se dan seis respuestas:

1. La ciencia no tiene, pero tendrá, la respuesta.
2. Somos un experimento.
3. Dios lo hizo.
4. Vivimos en el mejor de los mundos.
5. Vivimos en el mundo más mediocre.
6. El problema no tiene sentido.



Seguro que cada persona que lo lea y se ponga en la tesitura de responder tendrá su favorita. Habrá gente que confía en la Ciencia con mayúsculas y seguro que esperan una explicación plausible a no mucho tardar.


Otras personas se decantarán por la hipótesis Matrix, o los Sims, o Dark City, esto es, somos un experimento o alguien nos maneja. Esta hipótesis a mí me sugiere muchas cosas, por ejemplo, tengo una necesidad perentoria de hablar con mi usuario o usuaria, el que maneja el avatar Mikel, porque mira que se equivoca veces. Me suelo acordar mucho de mis sueños y no me sorprenden las extravagancias que aparecen en ellos, por lo que una simulación se ajusta a lo que pienso de la realidad.


Un tercer grupo, creyentes o a punto de morirse cuando todo el mundo empieza a invocar a un dios en el que no cree, dará por buena la explicación de un Dios omnipotente, omnisciente y arquitecto de Universos. También tendría unas palabritas con ese dios porque menudas cagadas ha hecho a lo largo de nuestra corta historia como sapiens, y aún antes en la evolución del planeta, que al menos en tres ocasiones ha estado a punto de cargárselo por jugar a canicas.


Los puntos 4 y 5 son casi complementarios, uno por exceso y el otro por defecto, que si esto es lo justo y necesario, o que si igual es una chiripa y de ahí los múltiples errores cometidos.


Para finalizar el punto 6, la nada no existe, no se puede pensar en la nada, aquello que nos contaba La Historia Interminable era mentira, y que el Universo está lleno de cosas porque sí, porque él lo vale. Veamos, estoy hecho un lío.


Creo que la Ciencia es un buen instrumento para explicarnos ese concepto de "algo" versus "nada", pero estamos lejos de tener una teoría que lo explique todo. Hay muchas que se ajustan bien a lo que tenemos, que si el Big Bang, que si el Big Crunch, que si la Teoría de cuerdas, el Multiverso y alguna que otra sinsorgada más, y aún así hay más preguntas que respuestas, eso es lo que hace grande a la Ciencia. Me gustaría creer en un dios hacedor pero no es el caso, me encantaría relativizar con eso de que no tiene sentido preguntarse por la nada, pero soy más retorcido que eso.


Pues sí, me voy a inclinar por el quinto punto, un universo sin finalidad, sin ninguna pretensión de trascendencia, una chiripa cósmica que nos ha puesto acá, en un brazo de una galaxia muy normalita, y aquí andamos, con nuestras miserias preguntándonos si la nada existe. Me quedo con Holt, el universo es “una mezcla indiferente de bien y de mal, de belleza y fealdad, de orden y caos…”.

domingo, 22 de enero de 2017

Propuesta de cambio de nombre en las calles de Bilbao


Escribí esto hace 20 años, cuando aún no había Ley de Memoria Histórica ni nada parecido. Desde el movimiento militarista presentábamos un listado con las calles (algunas igual ya han cambiado de nombre) que serían susceptibles de ser renombradas por lo que recordaban o por el personaje a veces siniestro que homenajeaban. Está escrito con bastante ironía por no decir coña, y desde un estricto punto antimilitarista. En estos últimos meses de 2016 y en los primeros días de 2017 se ha vuelto a poner de moda así que ahí va.

DOSSIER CALLES "MILITARIZADAS" DE BILBAO
CAMPAÑA "BORREMOS A LOS MILITARES DE LAS CALLES"

El presente escrito pretende ser una denuncia y un recordatorio de lo que muchas veces tenemos a nuestro alrededor y nos pasa desapercibido. En nuestro querido "botxo", más de una treintena de nombres de calles están dedicadas a esos asesinos organizados que pertenecen o han pertenecido a esa gloriosa(?) y venerable(?) institución llamada ejército o que tienen relación con alguna de sus valientes (?) hazañas. Vayamos pues a ello.

CALLES DE BILBAO

* CAMINO DEL ARSENAL. Está en la zona de Zorroza cerca de la ría. Su nombre de claras connotaciones bélicas es en recuerdo del Astillero Real fundado por Felipe III en 1615, en el que se construyeron muchos galeones para la Armada española, así como en el siglo XVIII, barcos "avisos" o correos para la ruta de América.

* Monte y camino AVRIL. Nace en Zabalbide y asciende por la falda de dicho monte. Aunque parece que su nombre es poco sospechoso, y que responde al monte cercano a Bilbao, indirectamente sí que está relacionado con lo militar ya que el monte tiene el nombre de un general francés, Jean-Jacques Avril, gobernador civil de Bizkaia desde 1808 a 1810, durante la ocupación napoleónica.

* Canciller AYALA. Une Hurtado de Amézaga y Alameda Urquijo. El alavés Pedro López de Ayala fue guerrero, diplomático y Canciller Mayor de Castilla estando al servicio de cuatro reyes castellanos. También es conocido por sus obras literarias (¡menos mal!).

* BAILEN. Sube desde el puente del Arenal hasta San Francisco. Es el nombre de una localidad de Jaén en la que se dio una de las batallas más importantes de la Guerra de la Independencia, con 22.000 bajas de los franceses entre muertos, heridos y prisioneros. Esa "hazaña" entre otras, hizo que Napoleón tomara el mando directo de sus tropas en España. Algo muy "celebrable", suponemos.

* Julián BOLIVAR. Calle entre las de Santuchu y el Carmelo. Fue un militar defensor de Gerona en los sitios de 1808-1809 contra los franceses. A título póstumo el rey Fernando VII le concedió el grado de Mariscal de Campo.

* SIMÓN BOLIVAR. Nace cerca de la calle Urrutia en Indautxu y va hasta Sabino Arana. Este venezolano con familia de ascendencia vizcaína tuvo hasta un alias, "el Libertador" de Sudamérica, pero lo cierto es que sus triunfos militares se le subieron a la cabeza y acabó de dictador despótico, una enfermedad que parece endémica entre los militares.

* BUENOS AIRES. Une la Plaza Circular con el Ayuntamiento. Esta calle se llamó antes de la Sierra por las serrerías de madera que allí había, pero hete aquí que en 1902 llegó la fragata de guerra "Sarmiento", escuela de guardiamarinas de Argentina, y en prueba de afecto(?) y simpatía(??) se cambió el nombre por el de la capital de su país. Se juzgó a cientos de insumisos en esa misma calle, más que paradójico, "para-jódico", diríamos.

* Almirante CASTAÑOS. Va desde Tívoli hasta la Salve. Fue un almirante de Barakaldo que prestó sus servicios en Flandes, costa de Inglaterra, Oriente y en las Indias Occidentales, aventuras coloniales a lo largo del siglo XVII, para mayor gloria de la cristiandad.

* General CASTILLO. Une las calles Hernani y Bailén. Fue gobernador de la plaza de Bilbao durante el sitio de 1874, nombrado conde de Bilbao y alcanzando el grado de Teniente General. También fue Ministro de la Guerra (ahora se les llama de Defensa). Una joya.

* General CONCHA. Larga calle entre la plaza Eguillor y la plaza de toros. Manuel Gutiérrez de la Concha fue un militar distinguido en las dos guerras carlistas, siendo el liberador de la plaza de Bilbao el 2 de Mayo de 1874. Fue nombrado Marqués del Duero y logró el grado de Capitán General. Murió en el campo de batalla en Monte-Muro, cerca de Estella. Todo un tipo.

* DIECISEIS DE AGOSTO. Travesía que enlaza el Muelle de Ibeni con la Plaza de los Santos Juanes. Conmemora la fecha correspondiente al año 1808 en la que las tropas francesas entraron en Bilbao por Atxuri, después de haber vencido la resistencia de Luis Power y sus combatientes que murieron en su empeño por impedir la entrada en la villa de los "gabachos".

* DOS DE MAYO. Va desde la Naja hasta la calle San Francisco. Conmemoraba no el dos de mayo iniciador de la Guerra de la Independencia, sino un dos de mayo más bilbaíno, el de 1874, fecha de la liberación de Bilbao del asedio carlista. La dictadura de Franco devolvió el 1808 a la calle y su carácter nacional.

* General EGUIA. Nace en la Plaza San Francisco Javier y desemboca en Luis Briñas. Este bilbaíno luchó en la Guerra de la Independencia y al volver el rey Fernando VII le nombró Capitán General de Castilla y Granada. Luego obtuvo el título nobiliario de Conde del Real Aprecio(?).

* General ERASO. Parte de la calle de Morgan y sube hasta la proximidad de la Avenida Lehendakari Aguirre. Fue un guerrillero navarro de la Guerra de la Independencia luchando por Carlos V en la primera guerra carlista, pasando a ser brigadier, luego comandante general carlista y ayudante de campo del propio monarca. Más tarde fue jefe de las fuerzas carlistas vizcaínas derrotando a Espartero, y ascendiendo a mariscal de campo. Fue herido en Mendigorria pero murió de una caída de caballo (¡qué poco digno!).

* Almirante ANTONIO DE GAZTAÑETA. Calle de La Casilla que nace en la del Dr. Landín y no tiene salida. Era un almirante guipuzcoano que hizo once viajes a America entre los siglos XVII y XVIII, alcanzando el grado de Teniente General de la Armada.

* Plaza de la GUARDIA CIVIL. Está entre las calles Gordóniz, Calixto Diez y Zugastinovia. Creemos que sobran los comentarios sobre qué pinta una plaza dedicada a un cuerpo tan militarizado y de tan infausto recuerdo para todo el pueblo vasco, y justo en el corazón de Bilbao. Seriedad, por favor.

* HERNANI. Calle que va desde el muelle de La Merced hasta San Francisco. Tanto la villa de Hernani como la de Bilbao tienen el dudoso privilegio de considerarse invictas a los asedios de las guerras carlistas y de ahí el nombre de esta calle. Además eso de invictas es una patraña.

* HURTADO DE AMÉZAGA. Nace en la Plaza Circular y va hasta la plaza Zabálburu. Antes llamada calle de la Estación, se le puso su nombre actual en homenaje a una estirpe de militares del siglo XVII, siete hermanos apodados los siete magníficos, que fueron la gloria de los Tercios Españoles famosos por su "humanidad" y su adhesión a las "causas justas". Luego hubo más Hurtado de Amézaga cortesanos y promotores de negocios como las Bodegas "Marques de Riscal".

* General LATORRE. Plaza cortada por la calle Pablo Alzola. Este general estuvo al frente de los Tercios Vascongados que lucharon en África en la guerra contra los marroquíes de 1859-1860, matando moros que siempre ha sido un deporte muy practicado entre los militares españoles. Las Juntas de Guernica le declararon Padre (?) de Provincia (¡y muy señor mío!).

* Batalla de LEPANTO. Va desde la calle Padre Vilariño hasta la de Amadeo Deprit cerca de las Calzadas de Mallona. Se puso este nombre en 1971 ya que en ese año se conmemoró el IV centenario de la famosa batalla naval contra los turcos. Según los cronistas había que conjurar la amenaza musulmana en el Mediterráneo y este enfrentamiento fue muy importante para ese menester. Cervantes perdió su mano izquierda en este evento.

* LERSUNDI. Calle de Ensanche que nace en la confluencia de Cosme Echevarrieta con Alameda Mazarredo y vuelve a encontrar esa alameda en su tramo final. La calle corresponde a Francisco de Lersundi y Ormaechea, hijo del general Benito Lersundi, que fue presidente del Consejo de Ministros a sus 38 años y ministros varias veces a lo largo de su vida. Fue también Capitán General de Cuba y defendió la foralidad vascongada con tanto ahínco, que le nombraron Padre de Provincia de Vizcaya y Álava además de Conde de Lersundi. Todo un talento (?).

* LUCHANA. Calle que va con trazado oblicuo desde Alameda Urquijo hasta Hurtado de Amézaga. A pesar de que mucha gente pueda creer que el nombre de esta calle es un topónimo de la población vizcaína dividida por la ría, nada más alejado de la realidad. Conmemora la Batalla de Luchana "sangrada" en el puente existente en ese lugar, el día de Nochebuena de 1836 entre las tropas carlistas y las de Espartero que recibió el título de Conde de Luchana. Desde luego no fue una "buena noche" para los que perdieron la vida tan cerca de Bilbao.

* MAZARREDO. Esta larga alameda nace en la Gran Vía y va hasta la plaza del Museo. Esta dedicada a un almirante de la Armada de nombre José Domingo de Mazarredo y Salazar, que empezó como guardiamarina y acabó como Ministro de Marina del rey José I Bonaparte y teniente general de la Armada. Una elegante calle para un bilbaíno "celebre".

* Conde MIRASOL. Calle que va desde el puente de la Ribera atraviesa San Francisco y va a parar en la calle de la Concepción. El señor Rafael de Arístegui y Velez, Conde de Mirasol, hizo su carrera militar en la Armada, ascendiendo desde brigadier hasta comandante de la plaza de Bilbao, siendo su defensor en el sitio de 1835. Más adelante fue gobernador de Puerto Rico, capitán general de Castilla la Nueva, tres veces ministro (de Guerra, Marina y Fomento) y Director General del Cuerpo de Inválidos. Esta calle se llamaba antes Vista Alegre pero parece ser que decidieron que aún lo era más tan insigne personaje. Nótese cuánta relación tienen sus cargos de ministro con lo de ser director de un cuerpo de inválidos (¿o será de inválidos de cuerpo a cuenta de la guerra?).

* MÚGICA Y BUTRÓN. Calle perpendicular al Paseo Volantín que llega hasta Castaños. Juan Alfonso de Idiaquez y Butrón y Mújica fue duque, marqués, conde y además capitán general, montero mayor y preboste hereditario de la villa de Bilbao de la que fue alcalde. Otra persona de tan insigne linaje, a saber, Juan Alonso, fue almirante y jefe de la escuadra de Vizcaya. Como se ve, la vocación militar puede ser, y de hecho es, una grave enfermedad hereditaria.

* Almirantes OQUENDO. Une las calles Monte Izaro y Monte Arno en el barrio de Uríbarri. Esta calle, un tanto alejada de la ría para estar dedicada a unos almirantes, homenajea tres guipuzcoanos, padre, hijo, y nieto que alcanzaron ese grado militar. El primero, Miguel, capitaneó la escuadra Guipúzcoa en la expedición de La Invencible (1588) , que no lo fue tanto. Su hijo Antonio dirigió la escuadra de Vizcaya y luego la del Cantábrico, dando también escolta a la flota de las Indias (los explotadores legales de las Américas). Venció varias veces a los holandeses y lo mató un combate naval en 1639. Un hijo de éste, Miguel, llegó a almirante de la escuadra de Cantabria. Lo dicho sobre la enfermedad hereditaria vale también aquí.

* Batalla de PADURA. Calle del barrio de Irala entre la de Isasi y el colegio Gallego Gorría. Hasta 1980 se llamó "Batalla de Brunete" (no ha ganado mucho en el cambio). Parece ser que allí por el 848, o el 870, o el 888 (no hay muchos datos como se ve) esta batalla tiño las piedras de rojo, bautizando de paso Arrigorriaga (su justa traducción). Se enfrentaron los vizcaínos de Lope Zuria al infante Ordoño y sus huestes que pretendió que los vizcaínos le rindieran vasallaje. Algunos historiadores como Labayru dicen que todo esto es una patraña y que tal batalla sólo se dio en la imaginación de algún militarista de pro.

* POLVORÍN. Camino en Begoña que nace al acabar las Calzadas de Mallona y bordea el campo deportivo de Mallona. Lleva este nombre debido a que allí hubo un almacén de pólvora y municiones, usado antes y durante las guerras carlistas. Todo un honor dedicar una calle a un depósito de material para el asesinato y la mutilación.

* Luis POWER. Va de la Ribera de Botica Vieja a la Avenida del Lehendakari Aguirre. Fue el héroe máximo de la guerra de la independencia en Bilbao. Este capitán de artillería, a lo Daoiz y Velarde, resistió el 16 de agosto de 1808 la entrada de los franceses en la villa, y murió en el empeño. Un mártir, o sea, un héroe con mala pata que murió matando, aunque con ese apellido no podía ser de otra forma.

* PRIM. Va desde Iturribide hasta Dolareche. No se sabe muy bien por qué el Ayuntamiento en 1896 dedicó esta calle a un general catalán Juan Prim y Prats, famoso por la batalla de Castillejos en la guerra de África. También fue uno de los artífices de la revolución de 1868 y fue asesinado poco después en Madrid en un enigma histórico sin resolver.

* Alameda RECALDE. Arranca de la Alameda Mazarredo llegando hasta la plaza de toros. Esta calle esta dedicada a Juan Martínez de Recalde, hijo, nieto y biznieto de otros del mismo nombre que fueron veedores (inspectores) de la Armada. Este bilbaíno fue general y almirante, y militó al lado de Álvaro de Bazán en la acción de las islas Terceras. Murió en A Coruña cuando contaba 50 años al regresar enfermo de la expedición de la Armada Invencible. Y es que ser militar debe ser algo muy poco saludable.

* RODRIGUEZ ARIAS. Nace en Licenciado Poza y va hasta la avenida de Sabino Arana. Rafael Rodríguez Arias fue un ilustre almirante de la marina española, gaditano, que siendo Ministro de Marina concedió a Bilbao la construcción de tres cruceros para la Armada haciendo un favor a la industria naval de la zona y una puñeta a todos y todas los que sufrieron las "hazañas" posteriores en forma de proyectiles.

* General SALAZAR. Une la plaza Amézola con la calle Gordoniz. Don Ramón de Salazar y Mazarredo era de Castro. Hizo la carrera militar en Artillería y tomo parte en las dos guerras carlistas. Alcanzó el grado de capitán y a los 28 años ya era coronel y portaba en su guerrera tres cruces de San Fernando (los militares siempre han sido muy aficionados a llevar chatarra). Fue brigadier, gobernador general de Vizcaya y presidente de la Junta de Armamento y Defensa de la villa. Le llamaban "El pájaro rojo" y no por sus ideas sino por su tez rojiza. También fue dueño de los terrenos sobre los que se construyó la Universidad de Deusto (¿habra conexión?).

* URRUTIA. Calle próxima a la Plaza de Indauchu. Jose de Urrutia y las Casas era de Zalla y fue capitán general y coronel de artillería. Luchó contra los franceses y escribió varios tratados de ingeniería y artillería. Era comendador de Calatrava, Gran Cruz de Carlos III y de la Orden rusa de San Jorge. Otro amante de la chatarra sobre la pechera.

* ZABALA. Va desde el puente de Cantalojas hasta la campa de Zabala. Bruno Mauricio de Zabala fue un durangués que hizo carrera militar en Flandes y en la guerra de Sucesión española. Fue nombrado capitán general de Buenos Aires y desde allí promovió la explotación y el escarnio de Uruguay, o sea, su colonización. Fue fundador de la ciudad de Montevideo.


* ZUMALACARREGUI. Comienza detrás del Ayuntamiento y después de una vuelta kilométrica termina en el límite con el municipio de Echévarri. Tomás Zumalacarregui Imaz, guipuzcoano de Ormaiztegui empezó su carrera militar en la guerra de la Independencia y continuó después en el ejército de Fernando VII. Más tarde se puso al frente del ejército navarro a las órdenes del Pretendiente Don Carlos. Éste le ordeno sitiar la villa de Bilbao, y en Begoña fue herido por una bala perdida (como si no lo fueran todas), y debido a una infección de esa herida murió. Era una bala de efectos retardados a lo que se ve. Para más inri ciertos abertzales quieren recuperar la imagen de este general, como si dar órdenes a asesinos uniformados fuese un ejemplo a seguir por alguien. País.

martes, 3 de enero de 2017

En mi instituto hacemos las cosas así. Nire institutuan gauzak horrela egiten ditugu.

Celebramos el 25 de noviembre un 23 de diciembre con una pancarta de 11 metros y una foto colectiva:  
= es +

 A25a A23 batean ospatu genuen, 11 metroko pankarta batekin eta guztion argazki batekin: 
= + da.


domingo, 1 de enero de 2017

El décimo aniversario del blog se cumple este 2017

Han pasado nueve años y pico desde que abrí este blog, largo tiempo en el que he publicado mucho, poco o nada, con años muy prolíficos y otros pobres, muy pobres. Este es un blog personal donde, como buen procrastinador que soy, he tratado todo tipo de temas desde la educación a la política, desde las vivencias personales a las noticias con humor. Como primer post del año he hecho una especie de selección de las entradas que me gustaron de cada año, algo para ir abriendo boca hasta septiembre que es cuando celebraremos la cifra redonda. Ahí va cada año con una pequeña explicación:


2007

Entrada dedicada a la maternidad y la paternidad, las bien entendidas y las mal entendidas, por supuesto. PINCHA AQUÍ

2008

Aquí traté de la madurez tecnológica de los adultos, de cómo nos manejamos delante de un ordenador. PINCHA AQUÍ

2009

Entrada política sobre formas de gobierno. Obligatorio nombrar todas las "cracias", la anarquía y hasta a MULTIVAC. PINCHA AQUÍ

2010

Un sucedido en el tren con mi alumnado de Berriz, con muchos comentarios jugosos. PINCHA AQUÍ


2011

En 2011 hubo una serie de post sobre cómo me enamoré de la lectura y hasta participaron gentes ajenas al blog. PINCHA AQUÍ

2012

Un post sobre la forma de enseñar y de aprender que a su vez llama a otra entrada que complementa la reflexión. PINCHA AQUÍ

2013

El escrache se puso de moda y lo analicé desde el punto de vista de un antimilitarista convencido, rememorando nuestras luchas por la insumisión en los 90. PINCHA AQUÍ

2014

Me he ganado una fama de troll a base de mucho discutir y de meter muchos dedos en ojo ajeno. Aquí intento explicar qué pretendo ser más allá de esa fama, más animador que troll. PINCHA AQUÍ

2015

Sólo dos post en todo 2015, estaba ocupado en otros menesteres. Una reflexión sobre un futuro cada vez más próximo. PINCHA AQUÍ

2016

Reflexión sobre cómo nos implicamos con nuestro trabajo educativo, la diferente fauna se mueve por escuelas e institutos. Stajánov sale. PINCHA AQUÍ

Habrá más.